martes, 10 de julio de 2012

14.01 EL PEINADO

Al mencionar la década de los ?60 nuestras mentes se trasladan inconscientemente a la época de los Beatles, la gran revolución del pop en la historia de la música, y de las manifestaciones pacifistas en contra de la guerra del Vietnam, conocida como el movimiento Hippie (1968), que se alzaba bajo el lema ?haz el amor y no la guerra?.


Pero los '60 dieron para mucho más, el hombre dio un gran paso en 1969 al caminar por primera vez sobre la luna mientras en la tierra, la vida en occidente se caracterizaba por un estallido en la permisividad de las relaciones sexuales procedente de los Estados Unidos, un país que también experimentó los cambios con respecto a la raza en el movimiento denominado Black Power. La mentalidad occidental sufría un cambio que se manifestaba en su forma de vestirse y de peinarse


La creación del 'Bob'

La moda experimentó un gran cambio, el estilo militar que impuso la forma de cortarse el pelo a la 'medida americana' (estilo soldado) en los hombres, fruto de las dos guerras mundiales, se transformó con el movimiento hippie y el estallido de los Beatles. Los cortes rígidos se liberaron y se apostó por el crecimiento de las cabelleras, algo impensable hasta entonces.

Era la época de la minifalda de Mary Quant y el momento estelar de un peluquero que revolucionó la moda de los peinados con la presentación del 'Bob' un peinado de cortes rectos, claros y sueltos, muy llevadero. Vidal Sassoon, que este año ha cumplido 75 años, liberó a la mujer de los años '60 de las largas sesiones de peluquería con este corte que dejaba mover libremente el cabello liso sobre la frente y que, en la actualidad, sigue siendo un estilo que marca tendencias.


La moda de los '60 en España

Mientras tanto la España de los '60 vivía un momento de crecimiento económico con las divisas de los extranjeros que llegaban de Europa y de los emigrantes españoles, un florecimiento de la economía que llenó el país de biscuters y vespas. Comenzaba a tomar forma la España Ye-Ye.

Sin embargo, la moda de España difería de la del resto de Europa, los hombres llevaban el pelo corto y los cambios en la moda de los años '50 a los '60 no empezaron a evidenciarse hasta 1962, a partir de entonces la moda se dejará contagiar por la que imperaba en Europa a un ritmo más rápido.

A principios de los '60 los recogidos y el cabello corto con mucho volumen se convierten en la moda que se recoge en las revistas del sector de la estética, como es el caso de la revista Tocado Diez Europa, la Revista de los Peluqueros Españoles. Se trata de peinados que recurren al uso de la peluca para potenciar el volumen que tanto está de moda durante esta época. Al tratarse de recogidos se potencia el uso de los complementos para cabello y los tocados.


Complementos para cabello

A lo largo de 1962, los complementos abundan en las páginas de esta publicación como un artículo más que formaba parte de un todo. Flores, lazos, cintas para recoger el cabello, diademas, o broches y pedrería para adornar los peinados de noche formaban parte de las propuestas de peinados de los más destacados profesionales de la época.

Se apostaba por el uso de peinados ondulados con la frente despejada que se servían de estos complementos para enfatizarlos o para ayudar a recoger el cabello.

Los franceses Roger Para y Maurice Frank y los españoles Dolores Roura y Teresa Bande son algunos de los peluqueros que hicieron uso de estos complementos en sus creaciones y de los tocados más sofisticados, como este modelo denominado Cleopatra, cuyo peinado y tocado son obra de Luc Traineall y el maquillaje de Max Factor.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada