martes, 10 de julio de 2012

12.03 EL VESTUARIO

HITLER logró hacer sucumbir París en 1940 con lo que la capital de la moda se vistió de uniforme y colores grises. 
Como una muestra de lo representativo que es la vestimenta de las costumbres y coyunturas sociales de un pueblo, la moda de los años 40 fue opaca y se basó en un estilo militar. 
  
El traje de dos piezas y la sencillez de los materiales representaron la pobreza del viejo continente, que disimuló la escasez con recursos que desataron toda la creatividad en peinados, maquillaje y atuendos como guantes, pañuelos y bolsillos falsos en las chaquetas que le daban a la simple vestimenta, un toque de distinción.
  
Debido a que París se encontraba bajo ocupación nazi y Londres se debatía con sus últimas fuerzas, la industria textil y de la moda dejó de ser importante, por lo tanto, Estados Unidos se vio en la obligación de crear su propia pauta, logrando un mayor grado de independencia.
  
El conflicto finalizó en 1945 y nuevamente se buscó el brillo y la grandiosidad de años pasados; la nostalgia invadió de elegancia y sofisticación 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada