martes, 10 de julio de 2012

12.02 EL MAQUILLAJE

La Segunda Guerra Mundial supuso un paréntesis en los avances del maquillaje y continua en los años de austeridad y de la posguerra. A pesar de esto las francesas estaban dispuestas a mantener su reputación de ser las mujeres mejor vestidas del mundo. Si el resto de las mujeres del mundo creían que debían vestir con modestia y sobriedad, las francesas desarrollaron un estilo extravagante para demostrar su independencia. Los labios de rojo oscuro, vestidos de colores vivos (azul, blanco, rojo) y sombreros y zapatos que crecían a lo alto con cuña. Tocados en la cabeza realizados con cualquier tipo de material (velo, flores, terciopelo, plumas....) utilizaban mucho el ingenio e incluso llegaban a ser de mal gusto en algunos casos.
Debido a la falta de recursos la calidad del maquillaje dejaba mucho que desear y tuvieron que agudizar el ingenio con trucos como maquillar las pestañas con betún de botas y las cejas con betún de zapatos, en el caso de las inglesas, o sustituir el colorete con pétalos de rosa bañados en vino tinto.
Las melenas se llevaban recogidas en moños altos, lo cual alargaba y estilizaba más la cabeza. En el cine triunfo la figura de Verónica Lake, lucía una melena larga y rubia ligeramente ondulada que tuvo que cortar obligada por el gobierno debido a que las mujeres de la época sufrían accidentes en las fábricas de trabajo al imitar su larga cabellera..
Al finalizar la guerra dejaron de acentuarse la boca con tonos tan oscuros y le dieron más importancia a los ojos. El ideal lo encarnaría Brigitte Bardot, un rostro infantil con un cuerpo plenamente desarrollado.
  • Base de maquillaje clara con corrección de ojeras muy marcada y correcciones oscuras más naturales. Fijamos con polvos.
  • Media luna cerrada en marrón, bien difuminada hacia arriba y reforzada a continuación con sombra marrón. En párpado móvil sombra marfil.
  • Delineación superior en negro. En algunas ocasiones se repasa con eyeliner.
  • Delineación inferior en marrón hasta la mitad o tres cuartos del ojo, muy discreta.
  • Máscara de pestañas sin recargar.
  • Boca de asco en color gránate. Esta boca consiste en situar el punto más elevado del labio próximo a las comisuras y dándole una forma completamente arqueada, sin picos.
  • Colorete muy suave, en marrón. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada