martes, 10 de julio de 2012

11.02 EL MAQUILLAJE

El maquillaje se democratiza y accede a todas las capas sociales cuyas mujeres intentan imitar a sus actrices favoritas y a los grandes mitos de la época: Marlene Dietrich, Greta Garbo....
La tendencia artificial de los años veinte se consideraba vulgar y prima una apariencia más individual y natural. El rostro debía tener una limpieza transparente como el de las estrellas de cine. Se usa lápiz para perfilar las cejas cuidadosamente depiladas en semicírculo; sombras de ojos dorada, plateada, en ocasiones combinada con marrón, azul o violeta; rimel o pestaña postiza si era necesario, el colorete ya no es redondeado sino que se difumina y la boca va perfilada dando forma de “arco de Cupido” y con carmín marrón o gránate.
En cuanto al cabello se deja más largo, como mínimo media melena con ondas que partían desde la raíz y teñido de rubio o rubio platino ya que era el color que estaba de moda y que combinaba con los brillantes trajes de noche que lucían en perla y champán.
En 1932 los hermanos Charles y Joseph Revson se asocian con el químico Charles Lachman y crean la marca Revlon que entrara en el mercado con una innovadora laca de uñas que años más tarde se combinará con el mismo tono de la barra de labios.
En 1935 la recién nacida marca Lancôme lanza una nueva barra de labios llamada “Rose de France”, muy brillante y untuosa, hecha de una fina pasta y perfumada a rosas y de escasa perdurabilidad y con tendencia a manchar los dientes.
En 1937 Max Factor lanza “Pan-cake Make-up”, un fondo de maquillaje que revolucionó la técnica del maquillaje cinematográfico ya que era impermeable al agua, inalterable bajo los focos y tenia una cobertura total y un acabado mate. Este producto todavía hoy se comercializa manteniendo su fórmula original.
  • Base clara sin correcciones. Fijamos con polvos.
  • Marcamos la delineación superior del ojo en marrón o en negro ensanchándola ligeramente en la parte central del ojo y dibujando un pequeño triángulo en la parte exterior. Este vértice descendente a la vez agranda el ojo le dará una sensación triste y caído.
  • Delineación inferior interna en blanco y externa en marrón.
  • Banana abierta y descendente en marrón, muy discreta.
  • Máscara de pestañas sin recargar arriba y abajo.
  • Cejas finas y redondas, con tendencia a la caída pero no demasiada oscuras.
  • Boca fina en forma de arco de cupido, dibujado curvo por dentro de la línea natural como si la boca estuviera fruncida a punto de besar. En tonos oscuros: marrones, granates.
  • El colorete es un toquecito marrón muy suave por debajo del pómulo. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada