martes, 10 de julio de 2012

10.01 EL PEINADO


El corte garçonne fue el gran triunfador de los años ‘20, un peinado que, por cierto, no acababa de gustar a la mayoría de los hombres, circunstancia que llevó a muchas mujeres a mentir a sus maridos, justificando que lo inusualmente corto de sus melenas se debía a un descuido con una lámpara de aceite, una vela o un fogón. Suponía, de forma irremediable, el nacimiento del corte bob, un estilo basado en melenas rectas, nunca por debajo de las orejas, y que en la actualidad está sometido a infinitas interpretaciones.


Una imagen implacable que impuso Coco Chanel, ídolo y dictadora de tendencias cuyos lemas secundaban las mujeres de medio mundo, configurando el modelo de mujer rebelde, con un toque de artificialidad y ajena a las opiniones. 


 
Pero si hay un hecho verdaderamente destacable fue el acontecido en los años veinte: las mujeres se cortaron el pelo corto. Con la incorporación de las mujeres al trabajo, éstas habían dejado de peinarse solamente para arreglarse y habían empezado a buscar la comodidad. La evolución lógica de la búsqueda de lo práctico fue cortarse el pelo como un hombre: surgió el estilo garçon. En ese momento cortarse el cabello se convirtió en todo un símbolo de la mujer moderna. Inicialmente hubo quien consideró que el pelo corto femenino sería una moda pasajera, pero realmente se convirtió en una opción más, y una opción que siempre ha seguido ligada a las mujeres emprendedoras, atrevidas, independientes y modernas.
Pocos años después empezaron a surgir en Europa y Estados Unidos los primeros sindicatos y asociaciones de peluqueros, sentando otra de las bases de lo que es la peluquería hoy en día.
En estos emocionantes años de principios de siglo otro invento revolucionó la peluquería: de la mano de Carlos Nessler apareció la permanente en caliente, y los rizos ?artificiales? causaron furor durante décadas y en diversas formas y estilos.

Nos encontramos pues ante el nacimiento de la peluquería tal como la entendemos hoy. 







 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada