martes, 10 de julio de 2012

09.03 EL VESTUARIO

Silueta mucho más recta, a partir de 1908, sin marcar tanto la cintura, que se eleva, gustando el talle imperio, en una mirada retrospectiva, que parece añorar el pasado napoleónico. Surge un gusto por lo oriental y se adapta la moda que exportan “les Ballets russes de Diaghilev”. Cambio radical en la ropa interior: nada de corsé, nace el sujetador, las faldas se estrechan tanto en su vuelo que casi no dejan andar, los sombreros son muy anchos, la silueta es un triángulo invertido, surgiendo el escote en V. Antes de la guerra se añade a la silueta una sobrefalda con mas vuelo por la rodilla. Los sombreros se reducen y comienza la ropa deportiva, para practicar los deportes de la época, patinaje, esquí, tenis, etc.
Destacan: MARIANO FORTUNY, LEON BAKST, LUCILLE, EDWARD MOLYNEUX, JEAN PATOU, MADELEINE VIONNET.

Las damas elegantes van ahora mucho más relajadas que unos años antes: lucen indumentarias mucho más cómodas: vestidos que no oprían la cintura, telas más ligeras y faldas más cortas. Hasta los sombreros se habían librado de la felpa y los llorones, y lo que es más importante: sin corsé que las oprima.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada