martes, 10 de julio de 2012

05.03 VESTUARIO SIGLO XVII

La sociedad estamentaria y jerárquica del siglo XVII (monarquía, clero, nobleza, pueblo llano y marginados) distinguía a sus grupos sociales por su forma de vestir. Las gentes del Siglo de Oro no se podían permitir desconocer las palabras ni el significado de la ropa, porque ese despiste les podía acarrear serios disgustos. Se trata de una sociedad que refuerza los valores nobiliarios y acentúa el desprecio por los trabajos manuales y ocupaciones de clases inferiores. De la nobleza derivan los más altos cargos de la milicia y de la administración; los nobles gozaban de privilegios civiles, polÃticos, procesales y penales, y especialmente del tratamiento de señoría. Para afirmar la propia superioridad el noble tenía que cuidar de su apariencia exterior, y muy especialmente de su vestido.


A continuación desglosaremos y describiremos los tipos de vestimentas y prendas que usaban los cortesanos desde el punto de vista de la plástica y  figuración teatral.

El vestido de la mujer cortesana constaba de varias prendas, como la saya entera, el verdugado interior, el cartón de pecho, la gorguera o el gran cuello de lechuguilla y el copete . Otra prenda de uso cortesano era la saboyana, parecida a la saya, pero sin cola y abierta la falda por delante, la cual se vestía sobre la basquiña . Respecto a las prendas interiores usaban la camisa alta o baja , el faldell ¨n o manteo, la almilla, el guardainfante, las calzas y las medias. Para salir a la calle las mujeres usaban bien un manto grande y envolvente o bien mantillos, mantellinas o rebociños más pequeños. Para completar el vestuario de una dama habrá que añadir los trajes para usos especiales, tales el capotillo y el ferreruelo de camino. Otros complementos obligados en el atuendo femenino eran los tocados (tocas, gorras y gorrillas) y los altos calzados (Chapines), que obligaban a aquellas mujeres a andar deslizándose, sin levantar los pies del suelo. El traje de hombre al uso cortesano generalmente estaba compuesto por una ropilla , unos calzones (greguescos o valones) , las calzas y las medias y una capa o un herreruelo. Algunos de los vestidos especialmente ricos, en lugar de capa tenían un bohemio . Los vestidos en que la ropilla se sustituía por una cuera o coleto , el jubón no podía faltar. Habían otras prendas de encima sólo para vestir en el exterior, como el gabón y el capote. El principal complemento del vestido fue el cuello de lechuguilla. Los calzados eran zapatos, borceguíes y botas. Los dos tocados principales eran el sombrero (para exterior) y la gorra (para interior). Otros complementos imprescindibles eran las ligas o senojiles (cuando se llevaba calzones), la pretina (cinturón) y los guantes. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada