martes, 10 de julio de 2012

04.03 VESTUARIO SIGLO XVI

Los caballeros llevaban enormes sombreros o chapeos, que les protegen de las inclemencias del tiempo y de los azares de la vida en la ciudad. Solían llevar una especie de chaleco llamado coleto, fabricado en piel de ante o búfalo y reforzado con ballenas. Este chaleco, cubría el tronco y a veces, incluso las caderas, sirve para proteger a su portador de las heridas de arma blanca.
Los nobles llevaban un jubón que ceñía el cuerpo y una especie de faldilla que llegaba a las ingles.
En el siglo XVI se usaron los greguescos, que eran pantalones cortos y holgados como sacos y en el siglo XVII se usaron los pantalones bombachos, largos y estrechos que llegaban asta debajo de la rodilla. El color negro fue el color dominante de la moda masculina en los nobles. Completan la vestimenta con una capa larga o una corta llamada herreruelo. La espada, que nunca falta en el vestuario masculino, se lleva suspendida del tahalí, una pieza de cuero o de tela que cuelga del ceñidor
Los caballero llevaban zapatos negros de corcovan y en el campo botas de ante con zapatillas.
Las mujeres llevan vestidos muy ajustados con el talle comprimido por un corsé. De cintura para abajo una falda desplegada con forma de campana sobre una especie de jaula de alambre llamada guardainfante. Este servia para proteger a las mujeres embarazadas y para disimular el embarazo. Solían llevar unos lujosos escotes.
Para los hombres el pie de una mujer era algo muy sensual ya que tiene muchos significados y la dama lo oculta pudorosamente por coquetería. Sus zapatos son bordados con altos zuecos de corcho o chapines.
Los peinados típicos de las damas era tener media melena rizada y adornada con cintas, postizos y plumas. Los hombres se recortan la barba y queda con bigote y perilla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada