martes, 10 de julio de 2012

03.02 EL MAQUILLAJE EN EL MEDIEVO

EDAD MEDIA: EL DECAIMIENTO DE LA ESTETICA
La mujer de la Edad Media soporto una decadencia en la belleza, en la que destacó por su austeridad debido alas numerosas guerras y epidemias.
Aunque hay un periodo en que resurge de los siglos XI a XIII debido al contacto con los musulmanes.
Durante la primera etapa de la Edad Media los cuidados por la higiene no se descuidaron pero eran los vendedores ambulantes quienes llevaban los productos a los castillos. De esta época fue donde se utilizaban los tocadores , a los que se le llamaba “muñeca para adornarse” que causo estaba recogida era aparentemente un escritorio.
Más avanzada la Edad Media las costumbres se van olvidando y los perfumes de fuerte olor se van sustituyendo y llevando a lo mas mínimo la higiene personal.
EL RENACIMIENTO: NUEVO RESURGIR DE LA ESTETICA
En esta etapa de la Edad Media, la sensibilidad por el arte , la filosofía y la cultura en general, adquieren en el Renacimiento una importancia clave. Es el momento de florecimiento del arte italiana, de los mecenas, de la concepción filosófica del hombre como “hombre-total”, sin especializaciones.
La estética llega a cotas refinadísimas con lo que formara parte de la armonía que envuelve la Italia renacentista.
Se considera que Italia fue la cuna de la moda y la belleza que la importaba al resto de Europa .
En el siglo XVI los monjes de Santa María Novella, en Florencia son el primer gran laboratorio de productos cosméticos y medicinales.
El ideal de mujer renacentista consistía en tener el cuerpo de formas curvadas, la frente alta y despejada sin apenas cejas y la piel blanquecina.
En el siglo XVI Catalina de Médicis, que dedico gran parte de su tiempo al estudio de ungüentos y mezcla de cremas, al convertirse en reina, propulso el arte de la perfumería en Florencia. Y una de sus mejores amigas fue quien instaló en Paris el primer Instituto de Belleza.
Aun así todavía, a pesar de los cambios ,la higiene y aseo personal dejaba mucho que desear.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada